¡Réquiem por CDC!

Noviembre 27 10:23 2015 Print This Article
Francisco Barbachano

Francisco Barbachano

Desde que Maragall/ menciono el tres por ciento,/ que el “canguelo” hizo mella/ y nació el desconcierto/ en las filas convergentes,/ con la explosión de aquel trueno.

Tanto a Pujol como a Mas
el pavor les invadió,
cuando Pascual Maragall
en la diana acertó:
que, el President cabreado,
válgame Dios, la que armó.

Aquello fue el principio
de la corrupción en pleno;
señalando al “clan Pujol”
artistas del mangoneo
y, de rebote, salieron,
cómplices y testaferros.

Así perdió Convergencia
su buen nombre y su crédito.
Ahora Artur Mas, sin corbata,
asistirá a su sepelio
y parirá un Partido,
que lleva luto en sus huesos.

Francisco Barbachano

  Article "tagged" as:
  Categories:
write a comment

0 Comments

No Comments Yet!

You can be the one to start a conversation.

Add a Comment

Your data will be safe! Your e-mail address will not be published. Also other data will not be shared with third person.
All fields are required.