El exgerente del Consell Comarcal del Maresme se beneficia de un suculento contrato de la ACM

mayo 09 08:30 2016 Print This Article
El exgerente del Consell Comarcal del Maresme, Ramon Llastarry. Foto. CCM

El exgerente del Consell Comarcal del Maresme, Ramon Llastarry. Foto. CCM

La imagen de la Associació Catalana de Municipis (ACM) presidida por el alcalde de CiU de Premià de Mar, Miquel Buch ha sido cuestionada por una información que publica hoy el diario El País. Este periódico informa hoy que la asociación municipalista, que agrupa principalmente a ayuntamientos de CiU y ERC, ha adjudicado un contrato – por un valor de 749.000 euros- a una empresa controlada por dos militantes de CDC, entre ellos el exgerente del Consell Comarcal del Maresme, Ramon Llastarry.

El servicio adjudicado, según las bases del concurso, es la intermediación en los contratos que la ACM firma con empresas privadas para ofrecer servicios a sus afiliados, una especie de central de compras que permite a los municipios obtener mejores precios. El contrato adjudicado tiene una vigencia de cuatro años, prorrogables a otros dos, según el contrato firmado entre la ACM y la empresa adjudicataria, Vectorcat. Esta empresa, según se explica, no percibe dinero alguno de la ACM, sino que  conseguirá una comisión por los descuentos obtenidos por la compra conjunta. El primer año, la comisión ascenderá al 60% de los descuentos obtenidos, porcentaje que bajará al 45% el segundo año, al 15% el tercero y al 10% en los siguientes, hasta un importe máximo de 749.000 euros.

La cuestión, según indica El País es que este dinero “si la ACM ofreciera directamente el servicio, como hace con los ayuntamientos, podría ingresarlo la propia entidad y no pagar a la empresa adjudicataria”.




La información de El País resalta que la tramitación del concurso,  “tuvo escasa publicidad al ser solo anunciado en la página web de la ACM” y a la misma solo se presentaron dos empresas de escasa trayectoria. “La perdedora, Metallurgical Corporation (con sede en Salamanca) es una empresa con apenas un trabajador y que ni siquiera ha presentado al Registro Mercantil las cuentas correspondientes al ejercicio 2014. La empresa ganadora, por su parte, fue constituida el pasado 26 de noviembre, solo cuatro semanas antes de que el concurso fuera publicado, el 23 de diciembre, y por tanto carecía de experiencia alguna”, se dice.

La polémica está más que servida. Ver la información completa de El País “Los municipios de CDC adjudican un gran contrato a dos cargos del partido”

write a comment

0 Comments

No Comments Yet!

You can be the one to start a conversation.

Add a Comment

Your data will be safe! Your e-mail address will not be published. Also other data will not be shared with third person.
All fields are required.